Salamanca es una ciudad monumental y turística por experiencia, miles y miles de veces fotografiada.

Una ciudad que invita a ser descubierta a pequeños detalles y de la que seguramente subiré muchas fotos, tengo debilidad por esta ciudad que me vio nacer y que conforma mi mundo día a día.

Hoy solo os dejo una pequeña pincelada de uno de los momentos mágicos de Salamanca, sus noches y sus monumentos iluminados que cobran más fuerza.

Son las luces y también las sombras que conviven en las noches mágicas de verano.

 

A %d blogueros les gusta esto: