Nos ha tocado vivir una situación que creo que jamás, ninguno de nosotros, hubiéramos imaginado. Un tiempo en el que hemos estado en casa y nos ha dado tiempo a hacer cosas que quizás teníamos olvidadas, por falta de tiempo la mayoría de las veces.

También hemos tenido tiempo para pensar, para recordar, añorar, soñar…

Personalmente, entre otras muchas cosas este tiempo me ha dado pie a rebuscar entre mis recuerdos, mis pequeñas fotografías olvidadas y que he ido publicando poquito a poco en mis redes sociales y que he decidido juntarlas, a mi estilo, para que las tengáis todas juntas y recogidas y como siempre con mis pequeñas reflexiones. ¿Empezamos?

Es tiempo para no olvidar de que siempre habrá un camino, unas veces poco visible a nuestros ojos porque hay algo que lo oculta, pero que sin duda está ahí, debemos recorrerlo con decisión, porque siempre encontraremos una puerta, un arco o una señal que nos lo volverá a marcar. Tampoco debemos olvidar que lo que no vemos no significa que no exista, cambia tu perspectiva, recréate en las pequeñas cosas, las más cercanas y enfoca después en las que tienes más lejos y solo así serás capaz de ver el global, el conjunto de un todo que de repente cobra sentido.

Hay muchos ojos, muchas miradas, la tuya, la mía, la que nos observa, la que te refleja, todas son válidas, todas cuentan.

Podremos tener el cielo a nuestros pies y no verlo o quizás lo veamos desde el suelo, desde el agua pero siempre hay uno para todos, nuestro trocito que es el que nos reúne y nos agrupa, el que nos da cobijo por igual.

No te olvides nunca que hay cosas que siempre han estado y estarán, cosas que nuestros antepasados dejaron para nosotros y cosas que la propia naturaleza nos ha brindado siempre y que hasta un cuadrado puede entrar en un círculo, todo cabe, todo entra.

Lo que quiero decir con este post es que siempre, siempre habrá una luz, esa especial, que te hará brillar, no la desaproveches, sea tuya propia o te alumbre desde algún otro lugar.

Os deseo de corazón que estéis bien, que nos podamos volver a encontrar como antes, a vivir.

Cuidaros mucho por favor!

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: