1 vagón solitario abandonado en una vía de 

2 sentidos que recorre los arribes hasta la vecina Portugal da la bienvenida a 

3 caminantes intrépidos que deciden dejarse llevar por el encanto del camino.

4 son los propósitos de la aventura: conocer, disfrutar, sentir y vivir. 

5 momentos de indecisión antes de arrancar por el camino a seguir y 

6 kilómetros más tarde hay un desvío de la ruta marcada para subir y bajar por una hilera de belleza inimaginable.

7 son las veces que te ves desfallecer pero 

8 los motivos para no ceder: superación, esfuerzo, compañerismo, decisión, ganas, confianza, amistad y constancia.

9 veces la mirada hacia atrás para no perder ni un momento la belleza del lugar.

10 kilometros recorridos es el momento de parar a comer bajo la mirada de las chumberas y el abrigo de las rocas.

11 de la mañana fue el momento de arrancar en esta agradable mañana del mes 

12 del año que ya nos anuncia su final.

13 puentes cruzados por donde antaño un tren solitario circulaba por ese paisaje particular y a la entrada del túnel número 

14, un buitre nos saluda con su porte peculiar y nos regala un vuelo magestuoso.

15 cascadas de agua nos acompañan en nuestro caminar para llegar a las 

16 horas a nuestro destino final.

17 kilómetros recorridos con esfuerzo y humildad,

18 sonrisas de satisfacción y cansancio al terminar.

19 veces volvería a este lugar para volver a cruzar sus 

20 túneles de oscuridad que siempre terminan en luz y esperanza.

La Fregeneda (Salamanca)

Gracias Vicente, gracias Manolo por regalarme este día tan espectacular.

A %d blogueros les gusta esto: